Erasmus: la llave europea de los Conservatorios españoles

Antes de que el Espacio Europeo de Educación Superior fuera una realidad en los conservatorios españoles, el Proyecto Erasmus se había convertido ya en la vía natural para compartir experiencias educativas con el resto de Europa. La aventura comenzó hace 15 años, una década después que en las universidades, con Madrid y Murcia como pioneros. Erasmus es hoy una realidad en la totalidad de centros superiores de música, así como en la gran mayoría de los de enseñanzas artísticas. En el presente curso está previsto que 239 alumnos y 225 profesores españoles se desplacen a diferentes destinos europeos y que recibamos una cantidad similar de extranjeros.  Seguir leyendo

Creative Commons License
Erasmus: la llave europea de los Conservatorios españoles by Antonio Narejos is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.
Based on a work at narejos.es.

La sostenibilidad de la música y su papel en el cambio

sostenibilidadInterrogarse por la sostenibilidad de la música supone afrontar sin prejuicios algunos de los problemas más acuciantes que afectan al encaje de la música en la sociedad actual y del futuro. Es preguntarse acerca de la viabilidad de la profesión de músico tal y como la hemos entendido hasta hoy, de los centros de enseñanza y hasta de la música como lenguaje. Pero además, implica preguntarnos cómo la música puede contribuir a una sociedad más justa y a un individuo más libre y autorrealizado, planteándose también su lugar en la definición de nuevos modelos, acordes con el momento histórico que nos ha tocado vivir.  Seguir leyendo

Creative Commons License
La sostenibilidad de la música y su papel en el cambio by Antonio Narejos is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.
Based on a work at narejos.es.

Música rota

El ritmo de vida actual hace que la música nos llegue hecha pedazos. Apenas tenemos tiempo para escuchar con tranquilidad las obras musicales, pero es que desde los medios, y a caballo de las nuevas tecnologías, se nos educa para oír música desde la simplicidad y la inmediatez.

En otra ocasión me mostraba abrumado por la cantidad de sonidos, más o menos musicales, que invaden nuestro entorno, hasta en los espacios más íntimos. El silencio ha pasado a ser un bien preciado, casi en fase de extinción. Pero no solo el silencio, sino también el tiempo necesario para escuchar una obra musical completa.  Seguir leyendo

Hacer la Prueba de Acceso a un Conservatorio Superior de Música (actualizado 2018-2019)

 

Cada año, los aspirantes a iniciar estudios superiores calientan motores para hacer las pruebas de acceso al Conservatorio y afinan su preparación para dar lo mejor de sí mismos en unas pruebas muy selectivas: Pocas plazas y mucha competitividad.

Con la prueba de acceso se hace tabula rasa con todos los aspirantes, quienes se lo tienen que ganar en un examen. Los estudios previos en los conservatorios profesionales no son obligatorios para concurrir y, aunque la nota media puede tenerse en cuenta, lo que más pesa es la calificación de la propia prueba. De este modo se facilita, por ejemplo, que personas con una buena formación musical adquirida fuera de los centros reglados puedan acceder a los estudios superiores con las mismas oportunidades. Las universidades utilizan otros sistemas para seleccionar a los alumnos, como el numerus clausus o las notas de corte, si bien algunas de que han comenzado a impartir grados de música celebran pruebas de similares características.

Lejos quedó la duda sobre la validez académica de los estudios superiores en los Conservatorios, que se resolvió definitivamente con el R.D. 21/2015, que regula las enseñanzas artísticas superiores, donde se incluyen a todos los efectos en el nivel 2 del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES), el mismo donde están los grados universitarios. 

Ahora queda el siguiente paso para las enseñanzas artísticas, que es la integración de nuestros centros en el sistema universitario. Desde el sector educativo estamos levantando nuestra voz ante lo mucho que queda por hacer para que nuestros centros puedan responder a estándares de calidad, con propuestas que abogan tanto por un estatus independiente como por la integración en el marco universitario. Pero si hablamos de la calidad del profesorado, el nivel del alumnado y resultados obtenidos, en la mayoría de los casos nuestras enseñanzas pueden equipararse perfectamente a la media europea.

Elección de centro

Algunos eligen el conservatorio donde quieren estudiar en función de la proximidad a su domicilio, otros por las referencias encontradas en Internet o, lo que  a veces es más importante, por la opinión de amigos o personas de su confianza.

Ante el temor de no superar la prueba de acceso en un centro determinado, muchos alumnos echan los papeles en varios conservatorios y realizan la prueba de distintos lugares. De este modo amplían también sus opciones de elección, en caso de aprobar en más de uno.

Las diferencias en las instalaciones, dotación de los centros o la programación de actividades extra académicas y su proyección exterior, influyen con frecuencia en la predisposición a realizar las pruebas en uno u otro conservatorio.

Precisamente en estas fechas se suelen realizar Jornadas de Puertas Abiertas, con el fin de mostrar a los futuros estudiantes sus instalaciones y ofrecerles una muestra de su actividad artística y académica.

Para facilitar la comparación y valoración de toda la información relevante, al final de este artículo ofrezco un listado de todos los centros superiores de educación musical, con los enlaces a sus respectivas páginas web. Espero que os resulte de utilidad.

Características de las pruebas

En España los estudios superiores de música tienen una oferta de 8 especialidades: Composición, Dirección, Flamenco, Interpretación, Musicología, Pedagogía, Producción y gestión y Sonología. Algunas de estas especialidades están divididas en modalidades o itinerarios, entre las cuales la más diversificada es la de interpretación, que engloba bajo una misma denominación a los diferentes instrumentos.

Es necesario el título de Bachillerato para poder iniciar estos estudios, pero existe una prueba de madurez para mayores de 19 años que no lo tengan.

La prueba de acceso solo sirve para ingresar en el año y el centro en que se ha realizado. Sin embargo, esta prueba tiene validez nacional, por lo que en caso de querer continuar los estudios en otro conservatorio del resto de España, el traslado de matrícula puede hacerse sin volver a realizar otra prueba de acceso y conservando la misma calificación. La admisión por traslado está en función de las plazas disponibles en el centro de destino.

Las pruebas tienen diferentes estructuras para cada una de las especialidades, entre 2 y 4 partes dependiendo de la especialidad y de la comunidad autónoma convocante.

Es muy importante prepararse a fondo para todos los ejercicios que componen las pruebas e informarse bien del protocolo a seguir, por ejemplo, en relación al pianista acompañante, a la presentación de documentación, listados con el repertorio presentado, detalles de la convocatoria, etc.

Existen adaptaciones de las pruebas para aquellos aspirantes con necesidades educativas especiales derivadas de algún tipo de discapacidad. En caso de necesitar estas adaptaciones, conviene avisarlo con tiempo suficiente para que todo esté preparado a la hora de realizar los distintos ejercicios.

Elección de profesor

La preferencia por estudiar con un profesor o profesora determinados puede decantar al alumno hacia uno u otro centro. Sin embargo, aun siendo admitido en el mismo, esto no supone garantía alguna de poder inscribirse en la clase de ese profesor.

Muchos conservatorios permiten al alumno expresar sus preferencias en cuanto al profesorado, frecuentemente en el caso de la especialidad de interpretación y en determinados instrumentos. Pero la ratio alumno/profesor (uno a uno), con clases semanales de 90 minutos, hace que las posibilidades de acoger nuevo alumnado, por parte de un profesor en concreto, sea bastante limitada.

La elección, en la medida que ésta sea posible por el alumno, conviene calibrarla sin dejarse llevar por espejismos. No siempre se obtienen los mejores resultados por el hecho de estudiar con un profesor de renombre. La comunicación que se establece entre un profesor y un alumno es clave y eso depende de la actitud de ambos. No existen recetas milagrosas.

Una perspectiva de futuro

Los estudios superiores de música son una carrera vocacional, qué duda cabe, pero no podemos perder de vista la perspectiva laboral. Mi propuesta al alumno, desde el principio, es que se ocupe en diseñar un perfil profesional singular que le haga atractivo en el mundo profesional por su especialización en sectores específicos, además de por la calidad de las competencias adquiridas. Esto apunta a la necesidad de enriquecer su formación participando en seminarios y talleres, detectando sus puntos fuertes y tratar de explotarlos, mantenerse despierto para interconectar la información recibida, dominar al menos una lengua extranjera, acercarse a nuevos yacimientos de empleo, etc. Pero además, una vez finalizados los estudios superiores de primer nivel (lo que equivale al Grado) es muy importante realizar al menos un Máster artístico para completar la formación académica, artística e investigadora, cara a tener las mayores posibilidades de integración en el mundo laboral.

El modelo de estudiante de música que únicamente aspiraba a tocar muy bien un instrumento, con la esperanza de que eso fuera suficiente para conseguir un desarrollo musical y profesional con garantías, ha perdido su vigencia. Hoy es necesaria la adquisición de competencias más ricas y diversas, una actitud abierta y desprejuiciada, además de una conciencia lo más ajustada posible a las aptitudes reales de cada uno. Eso, además de trabajar con entusiasmo y confianza en las propias fuerzas.

¿Vas a hacer la Prueba de Acceso a un Conservatorio Superior de Música? Si es así, te deseo lo mejor en tu futuro académico, artístico y profesional. Has elegido un camino duro, pero te aseguro que merece la pena recorrerlo.

Antonio Narejos

 

_____________

Centros Musicales de Enseñanza Superior en España

Andalucía

Real Conservatorio Superior de Música “Victoria Eugenia” de Granada

Conservatorio Superior de Música “Rafael Orozco” de Córdoba

Conservatorio Superior de Música de Jaén

Conservatorio Superior de Música de Málaga

Conservatorio Superior de Música “Manuel Castillo” de Sevilla

Aragón

Conservatorio Superior de Música de Aragón

Principado de Asturias

Conservatorio Superior de Música “Eduardo Martínez Torner” del Principado de Asturias

Baleares

Conservatori Superior de Música de les Illes Balears

Canarias

Conservatorio Superior de Música de Canarias

Castilla y León

Conservatorio Superior de Música de Castilla y León

Castilla-La Mancha

Conservatorio Superior de Castilla-La Mancha

Cataluña

Conservatori Liceu

Escola Superior de Música de Catalunya

Escuela de Música Jam Session

Taller de Músics

Extremadura

Conservatorio Superior de Música “Bonifacio Gil” de Badajoz

Musikex, Escuela Superior de Música de Extremadura

Galicia

Conservatorio Superior de Música da Coruña

Conservatorio Superior de Música de Vigo

Comunidad de Madrid

Centro Autorizado de Enseñanza Musical Katarina Gurska

Centro Superior Música Creativa

Centro Superior, Profesional y Elemental de Música Nuestra Señora de Loreto

Escuela Superior de Canto de Madrid

Escuela Superior de Música Reina Sofía

Escuela TAI (Universidad Rey Juan Carlos)

Progreso Musical

Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

Universidad Alfonso X el Sabio – Facultad de Música

País Vasco

Musikene

Región de Murcia

Conservatorio Superior de Música de Murcia “Manuel Massotti Littel”

Navarra

Conservatorio Superior de Música de Navarra

La Rioja

Grado en Música online con UNIR (Universidad Internacional de La Rioja)

Comunidad Valenciana

Conservatori Superior de Música “Óscar Esplá” de Alicante

Conservatori Superior de Música “Salvador Seguí” de Castellón

Conservatori Superior de Música de Valencia “Joaquín Rodrigo”

ESMAR, Escuela Superior de Música de Alto Rendimiento

__________

La ilustración es un detalle de una tira de “Calendura y Calendureta” del dibujante P. Albert aparecida en el Diario Información de Alicante (edición de Elche) el año 1983. He modificado la viñeta: donde pone Conservatorio Superior, figuraba Conservatorio Municipal.
Creative Commons License
Hacer la Prueba de Acceso a un Conservatorio Superior de Música (actualizado 2017-2018) by Antonio Narejos is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.
Based on a work at narejos.es.

Música de consumo

Cuando hablamos de música de consumo generalmente nos referimos a la que se lanza al gran público, casi siempre muy influenciable por la moda y las campañas de difusión. Lo suyo es pasar, ya que en su inmensa mayoría, los éxitos caen pronto en el olvido y son reemplazados por otros igualmente efímeros. Música de usar y tirar, víctima del ansia consumista que al mismo tiempo termina por devorar a sus propios ídolos, construidos las más de las veces de forma apresurada.

Pero también los grandes compositores hicieron obras maestras dirigidas, en principio, al consumo. Mucha música del siglo XVIII, por ejemplo, estaba en buena medida compuesta para la ocasión, bien para ser ejecutada durante el culto o para la diversión en ambientes cortesanos.

Sin embargo, a diferencia de los temas de Eurovisión, y salvando las infinitas distancias, una misa de Bach ante todo aspiraba a estar bien hecha. Obras que se situaban muy por encima de la capacidad de aprecio de sus destinatarios inmediatos, como pudiera suceder con un cuadro donde el artista no se conformara con lograr el mero parecido con el sujeto retratado, sino que tratara de trascender su personalidad, por ejemplo, para hacer una crítica velada.

Aunque también encontramos casos de música dirigida al consumo sin mayores pretensiones, incluso en compositores de la talla de Mozart. Es el caso de sus pasticcios compuestos sobre fragmentos prestados de otros compositores con el único fin de tocarlos en sus conciertos.

Aun a riesgo de quedarme en una simple generalización, parece evidente que cuando el fin de la creación es el consumo cotidiano, con frecuencia la creatividad cede ante criterios de eficacia y rentabilidad.

Con la excusa de difundir la música culta se han adaptado grandes obras, fabricando productos ‘aptos para el consumo inmediato’. Esto se hace recortando un fragmento de la obra que luego se reescribe simplificando la escritura para hacerla más digerible. Básicamente se conserva lo esencial del perfil melódico, adaptándolo a un ritmo que el público pueda reconocer, se simplifica la estructura armónica y se desecha todo lo demás (movimiento de las voces, instrumentación, carácter, expresión, etc.), llevándose por delante todos los valores creativos.

La idea de que a través del fragmentos de grandes obras podemos ‘enganchar’ al oyente para llevarlo a la buena música tiene la desventaja de que el fragmento tiende a suplantar a la obra de la que procede.

¿Cuántos de quienes se emocionan con el Himno de la alegría han escuchado completa la Novena Sinfonía de Beethoven? ¿Cuántos que recitan de memoria las primeras frases del Quijote lo han leído realmente?

Las músicas tienden a convertirse en fetiches y éstos a su vez a transformarse en souvenirs. De este modo son más fáciles de vender.

______
Antonio Narejos