La voz autorizada de los estudiantes de Enseñanzas Artísticas

Los estudiantes de enseñanzas artísticas se han ganado el derecho a estar con voz propia en los diferentes foros de decisión, tanto a nivel regional, como nacional e internacional.

Ya no se conforman con permanecer bajo la tutela de los centros, donde graciosamente se les conceden espacios para expresar sus inquietudes, demandas e intereses.

Espacios que, desde la aplicación de la LOMCE, se han visto reducidos drásticamente, al relegar el Consejo Escolar a un mero órgano consultivo, sin capacidad de decisión.

Tampoco se conforman con el derecho a la pataleta y al caramelo de consolación, mientras ven cómo se les sustraen derechos y año tras año se merman sus expectativas educativas y profesionales. Un caramelo que ya ha perdido su sabor, después de tragárselo sin rechistar generaciones y generaciones de alumnos en nuestro sufrido país.

Hoy el alumnado se está movilizando con responsabilidad y de forma coordinada. Saben que salir a la calle a protestar y tocar la pandereta no los lleva a ningún sitio y han optado por organizarse, desde el asociacionismo independiente. La práctica totalidad de los centros tienen una asociación legalmente constituida o la están poniendo en marcha en la actualidad.

Comienza a escucharse en los centros superiores la voz ácida de su crítica, denunciando situaciones como la falta de profesorado, la carencia de recursos materiales —hasta de edificios— pero también del acoso y el intento de manipulación estudiantil.

Ahora bien, las asociaciones no actúan de modo azaroso y aislado, sino que han unido sus fuerzas a través de la Federación Nacional de Estudiantes de Música.

FNESMUSICA apenas tiene dos años de historia. Por eso resulta aún más sorprendente comprobar lo que han sido capaces de hacer, partiendo casi desde cero.

Se han organizado en una estructura sólida, que articula por el momento a las asociaciones de alumnos de 13 Conservatorios Superiores de Música, los de A Coruña, Alicante, Aragón, Badajoz, Castellón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Granada, Jaén, Madrid, Málaga, Murcia y Navarra.

Entre todos están desarrollado mecanismos de comunicación y difusión de gran efectividad que les dan una más que notable visibilidad a través de las redes y de su página web, de gran dinamismo.

Pero a esta capacidad de organización interna unen la credibilidad que están ganando a nivel institucional, como también su efectividad.

Uno de sus primeros retos está siendo trabajar por integrar sus voces en el Consejo Escolar del Estado y el Consejo de la Juventud de España a través de CANAE, La Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes.

También quieren contribuir a la definición de un marco legislativo que regule de forma coherente el conjunto de las enseñanzas artísticas en el mismo nivel de las universitarias.

Su último logro ha sido la equiparación de las Becas de los estudiantes de artísticas con los de las universidades. No comprendían cómo podía ser que, tratándose de estudios equivalentes, ellos tuvieran que conformarse con becas mileuristas cuando las de sus hermanos universitarios superaban los 2500€. Y allí que se fueron a hablar con al Ministerio de Educación, y han estado trabajando durante un año hasta que lo han conseguido. El BOE de 1 de agosto hizo público el Real Decreto 951/2018, donde nuestras enseñanzas quedan englobadas en el mismo grupo presupuestario que la Universidad para el cálculo de la cuantía variable.

Entre otras cosas, también han conseguido que la EUYO (European Union Youth Orchestra), modifique sus procedimientos de selección, con unas pruebas más justas e igualitarias para los conservatorios españoles. Y siguen su lucha porque el Suplemento Europeo al Título se implante en todas las Comunidades Autónomas.

Pero además de la acción, también tienen un espacio para la reflexión. Baste recordar que en marzo de 2018 han celebrado su II Congreso en Ronda, donde se ha debatido sobre los procesos de selección del profesorado, la evaluación de la calidad educativa o las redes de estudiantes a nivel europeo. Para ello contaron con la presencia de ponentes nacionales y extranjeros.

En la sala de máquinas de este joven navío nos encontramos a un grupo de estudiantes entusiastas. Ellos no querrán ser destacados por su labor, porque toda la importancia se la dan al colectivo que representan, pero permítanme al menos decir sus nombres: Guillermo Rodríguez, Clemente Cepero, Javier Serrano, María Valverde, Santiago Lurueña, Inmaculada Ceres, Ferran Montero, Christian Camino, Lourdes Tormo, Inés Portela, David Rodero, Alejandro Antón, Sabela Freixeiro –junto a otros colaboradores y, en la presidencia de la Federación, Isabel González –más conocida como Isabel Gondel– mujer dinámica e inconformista.

Isabel es miembro evaluador de la Fundación MuSiQuE con sede en Bruselas, y ya ha participado en evaluaciones de calidad de conservatorios españoles y portugueses. Es miembro del Student Working Group (SWG) de la Associaton Européenne des Conservatoires (AEC), que acaba de publicar una guía dirigida a las Asociaciones de Estudiantes de centros superiores de música Increasing student voice in Higher Music Education institutions. Y en el ámbito español, ella es también la representante de los estudiantes de Artes en el Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas, gracias al apoyo de FEMAE/CANAE.

Durante mucho tiempo, en los centros superiores de enseñanzas artísticas, nos hemos dedicado a echar la culpa al gobierno y a las administraciones públicas. Pero, la comunidad educativa en su conjunto deberíamos preguntarnos si hay algo que estemos haciendo mal, si verdaderamente hemos dedicado todo nuestro esfuerzo en mejorar las cosas.

Los jóvenes llegan con fuerza, poniendo toda la carne en el asador para conseguir que las carreras que estudian estén al mismo nivel de las universitarias y también al de las artísticas europeas. Un derecho que tendría que estar normalizado y por el que no deberían estar ahora peleando, restando a su tiempo de estudio. Por una vez han perdido el miedo a hablar y son muy conscientes de lo mucho que les va en este juego. Pensemos que ellos representan el presente y el futuro de nuestra sociedad. Quizá nos iría mejor si escuchamos lo mucho que tienen que decir.

___________
Antonio Narejos

Ilustración basada en un detalle de la foto de Daniella k en Unsplash
 
Escuchar en iTunes
 

.

Creative Commons License
La voz autorizada de los estudiantes de Enseñanzas Artísticas by Antonio Narejos is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.
Based on a work at narejos.es.

¿Para cuándo el Máster de profesorado de Enseñanzas Artísticas?

12 años han pasado desde la publicación de la LOE y algunos de sus artículos todavía siguen en estado durmiente, sin que nadie muestre prisa alguna por despertarlos y verlos echar a andar.

Para ejercer la docencia en las enseñanzas artísticas profesionales, “será necesario tener la formación pedagógica y didáctica que el Gobierno establezca”, o al menos eso es lo que dice con carácter general la LOE, en su artículo 100.2 (1), y es lo que concreta para estas enseñanzas el Real Decreto de Mínimos 303/2010 (2). Pero, a día de hoy, no tenemos ni la más remota idea de cuándo se establecerá esta formación, ni qué gobierno será capaz de hacerlo.

Lo que sí sabemos, por este Real Decreto, es que se tratará de un Máster, que tendrá una duración de 60 ECTS y que podrá impartirse tanto en las universidades como los centros superiores de enseñanzas artísticas (3).

En las convocatorias de oposición para profesores se hace referencia a este requisito de formación, tal y como está previsto en la ley, pero en la práctica, y puesto que el máster todavía no existe, obviamente no se puede exigir. Por esa razón, las convocatorias tienen que incluir la moratoria establecida en otro Real Decreto, el 276/2007, donde se dice que “en tanto no se regule para cada enseñanza la formación establecida [en la LOE], queda diferida la exigencia de esta formación a los aspirantes a ingreso en las [diferentes] especialidades” (4).

Esta es una más de las excepciones que confirman la regla, una regla bien conocida por todos y que los diferentes gobiernos vienen cumpliendo escrupulosamente: las enseñanzas artísticas pueden esperar y si no, ¡que les den!

La historia se repite. Algo similar sucedió con la LOGSE, que ya preveía la obligación de “cursar las materias pedagógicas que se establezcan” para ejercer la docencia de las enseñanzas de régimen especial de música y danza (5).

Y ¿qué cómo quedó la cosa?, pues pasaron 26 años hasta que la LOGSE quedó derogada y las tan esperadas materias pedagógicas nunca llegaron a establecerse. En el Ministerio de Educación y Cultura llegó a trabajarse en un borrador de Real Decreto para fijar los mínimos de estas enseñanzas (6), pero pasó tanto tiempo que incluso la existencia de este documento llegó a borrarse de la memoria.

Quienes sí aprovecharon el vacío normativo fueron las universidades ¿Quién no recuerda el famoso CAP, el Certificado de Aptitud Pedagógica que se exigía para ejercer la enseñanza secundaria? Entre los titulados superiores de música se extendió la leyenda urbana de que algún día ese título sería válido, incluso exigido, para poder opositar a conservatorios, cosa que nunca llegó a suceder.

En la actualidad hay universidades que vuelven a jugar con los sobrentendidos -y hasta malentendidos- ofreciendo másteres de formación del profesorado de educación secundaria obligatoria y bachillerato, formación profesional y enseñanzas de idiomas, que en algunos casos incluyen las enseñanzas artísticas. Esto nos hace encender todas las alarmas, porque el citado RD 303/2007 ya decía expresamente que “no podrá ser objeto de autorización, ni de verificación por parte del Consejo de Universidades, ningún plan de estudios correspondiente a un título universitario oficial cuya denominación incluya la referencia expresa a la profesión de Profesor de Enseñanzas Artísticas Profesionales sin que dicho título cumpla las condiciones que establezca el Gobierno” (7).

Lo malo es que estos másteres salieron adelante con la preocupante relajación de la Agencias de Evaluación de la Calidad y con todas las bendiciones ministeriales hasta obtener la verificación correspondiente. Pero, lo que es evidente, es que los efectos profesionales que prometen con relación a las enseñanzas artísticas no son ciertos, sencillamente porque las condiciones que deben cumplirse todavía no se han redactado.

Además, el nuevo Máster deberá regularse para cada una de las enseñanzas. Es decir, que habrá de tener características diferenciadas para la música, la danza, las artes plásticas y el diseño, o sea, todas las artísticas que cuentan con enseñanzas profesionales.

Pero vayamos un poco más allá. Lo que realmente está en juego con este Máster es la calidad de la enseñanza, empezando por la formación del profesorado. Retrasar esta formación, como viene sucediendo desde hace ya casi tres décadas, es mermar de manera significativa su cualificación docente. Pero, al mismo tiempo, es sustraer a generaciones de estudiantes de enseñanzas artísticas del derecho a una formación sin fisuras.

Si tenemos en cuenta solo la última década, retrasar esta formación también está entorpeciendo el normal desarrollo de las Enseñanzas Artísticas Superiores, como el de los centros donde se imparten, ya que limitan su oferta de estudios de posgrado.

Con el cambio de Gobierno, en algún cajón del Ministerio de Educación alguien encontrará un borrador del máster que ronda por ahí desde hace casi 10 años. Sería muy deseable que el nuevo Gobierno comprendiera la importancia de desatascar esta situación y asumiera su obligación regular definitivamente las condiciones del Máster.

La publicación de los requisitos mínimos será solo el pistoletazo de salida. A partir de ese momento, los centros y las administraciones públicas interesadas tendrán que elaborar las propuestas de Máster para su verificación. Pero desde el momento en que haya un solo centro en España, llámese universidad, conservatorio o escuela superior, que comience a impartir el Máster, y haya expedido los primeros títulos, desde ese momento ya no habrá moratoria que valga. A partir de entonces, todos a correr.

_____________

Antonio Narejos

Para la ilustración se ha empleado la foto de Anthony Tran en Unsplash

 Notas:

(1) Artículo 100. 2. Para ejercer la docencia de las enseñanzas de régimen especial de música y danza será necesario estar en posesión del título de Licenciado, Ingeniero o Arquitecto, o titulación equivalente, a efectos de docencia, y haber cursado las materias pedagógicas que se establezcan. Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (BOE de 4 de mayo) 

(2) Artículo 16.1. Para ejercer la docencia en las enseñanzas artísticas profesionales, será necesario estar en posesión de un título oficial de postgrado que acredite la formación pedagógica y didáctica de acuerdo con lo exigido por el artículo 96 y en la disposición transitoria octava de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. Real Decreto 303/2010, de 15 de marzo, por el que se establecen los requisitos mínimos de los centros que impartan enseñanzas artísticas reguladas en la ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (BOE de 9 de abril). volver

(3) Artículo 16.2. El título de postgrado al que se refiere el apartado anterior podrá ser un título universitario oficial de máster o bien un título de máster de los regulados en el artículo 9 del Real Decreto 1614/2009, de 26 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas artísticas superiores. Sus planes de estudios tendrán una duración de 60 créditos europeos a los que se refieren el artículo 4 del citado Real Decreto y el artículo 5 del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales.
Cuando el título de postgrado sea un Máster universitario se estará a lo dispuesto en el artículo 15.4 del citado Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, en relación con los que habilitan para el ejercicio de profesiones reguladas. Real Decreto 303/2010, de 15 de marzo.

(4) Disposición transitoria primera 3. Asimismo, en tanto no se regule para cada enseñanza la formación establecida en el artículo 100.2 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, queda diferida la exigencia de esta formación a los aspirantes a ingreso en las especialidades de Tecnología, de Psicología y Pedagogía y las correspondientes a las distintas enseñanzas de Formación Profesional de los Cuerpos de Profesores de Enseñanza Secundaria y de Profesores Técnicos de Formación Profesional, así como para el ingreso en los Cuerpos de Profesores de Música y Artes Escénicas, Profesores y Maestros de Taller de Artes Plásticas y Diseño y Profesores de Escuelas Oficiales de Idiomas. Real Decreto 276/2007, de 23 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de ingreso, accesos y adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes a que se refiere la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, y se regula el régimen transitorio de ingreso a que se refiere la disposición transitoria decimoséptima de la citada ley. (BOE 2 de marzo).

(5) Artículo 39.3. Para ejercer la docencia de las enseñanzas de régimen especial de música y danza será necesario estar en posesión del título de Licenciado, Ingeniero o Arquitecto, o titulación equivalente, a efectos de docencia, y haber cursado las materias pedagógicas que se establezcan. Ley Orgánica General del Sistema Educativo (LOGSE), de 3 de octubre de 1990 (BOE de 4 de octubre)

(6) Ver José Luis Turina. Las materias pedagógicas, en Revista Doce Notas (enero-febrero de 2000). http://www.joseluisturina.com/escrito24.html (consultado el 25/07/2018).

(7) Artículo 16.3. La denominación de los títulos de postgrado a los que se refiere este artículo deberá facilitar la identificación de la profesión para cuyo ejercicio habilita y en ningún caso, podrá conducir a error o confusión sobre sus efectos profesionales. No podrá ser objeto de autorización, ni de verificación por parte del Consejo de Universidades, ningún plan de estudios correspondiente a un título universitario oficial cuya denominación incluya la referencia expresa a la profesión de Profesor de Enseñanzas Artísticas Profesionales sin que dicho título cumpla las condiciones que establezca el Gobierno. Real Decreto 303/2010, de 15 de marzo (ver nota 2).

 

Creative Commons License
¿Para cuándo el Máster de profesorado de Enseñanzas Artísticas? by Antonio Narejos is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.
Based on a work at narejos.es.

Del Profesorado en los Conservatorios Superiores de Música

Del profesorado en los Conservatorios Superiores de Música

 

La situación del profesorado en los Centros Superiores de Enseñanzas Artísticas en España es, a todas luces, alarmante. Los 25 años de bloqueo de las oposiciones al Cuerpo de Catedráticos por parte del gobierno central, sin ofrecer nada a cambio, son solo una muestra de la negligencia con la que se ha tratado la cuestión. En este tiempo solo encontramos la regulación de las especialidades docentes del Cuerpo de Catedráticos – en un Real Decreto con grandes deficiencias, el 427/2013 – y la difusión hace apenas dos meses de los borradores de los Temarios del Cuerpo de Catedráticos, unos temarios redactados apresuradamente y lejos de la realidad de las enseñanzas superiores a nivel europeo.  Seguir leyendo

Creative Commons License
Del Profesorado en los Conservatorios Superiores de Música by Antonio Narejos is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.
Based on a work at narejos.es.