El chasco de las Artísticas en change.org

Los datos de los últimos 6 años en change.org demuestran que las enseñanzas artísticas han perdido parte del apoyo social que tuvieron en otras etapas. Es evidente que, desde el sector, algo estamos haciendo mal a la hora de visibilizar nuestras necesidades y demandas, la mayoría de ellas claramente justificadas y de urgente solución. Quizá no hayamos invertido el esfuerzo necesario en hacernos entender o en mostrar nuestras fortalezas y aspiraciones como colectivo artístico y educativo. En su lugar, y mayoritariamente, se ha optado por el lamento y la protesta, absolutamente legítimos, pero que desafortunadamente han servido de muy poco. Hoy la sociedad no nos ve como algo atractivo, si es que se nos ve de algún modo.

Pero tampoco desde nuestro colectivo se aprecia un gran entusiasmo por este tipo de campañas. Hay una merma de confianza en que las cosas puedan llegar a cambiar por esta vía, y cierta resignación ante la escasa repercusión de firmas y manifiestos, a no ser que nos conformemos con artículos en algún que otro blog o con los like en las redes sociales dentro del ámbito estricto de los implicados.

Un claro ejemplo de esta apatía es la escasa respuesta ante la petición de una Ley de Enseñanzas Artísticas ¡Ya! que solo ha conseguido recoger 1.696 firmas después de un año de campaña. ¿Dónde están los 396.265 alumnos de las artísticas que, según datos oficiales del Ministerio teníamos en el curso 2016-2017? ¿Dónde están sus familias? ¿dónde los profesores o los cientos de miles de exalumnos?

Ninguna de las 21 peticiones de ámbito nacional registradas en change.org consiguió las firmas que se pedían (meta) y ninguna vio culminado su objetivo (victoria). Alguna, como Una oportunidad histórica para las Enseñanzas Artísticas Superiores, que lleva 6 años en campaña, ha logrado sumar 23.142 firmas, si bien todavía está lejos de las 25.000 que pretende alcanzar, de seguir con este ritmo.

Solo una petición relacionada con las enseñanzas artísticas aspiró a conseguir la cifra de 500.000 firmas, la cantidad mínima prevista en la Constitución Española para la presentación de proposiciones de Ley por iniciativa popular (Artículo 87.3), como fue la de 2014 dirigida al Ministro de Educación Devuelva la asignatura de música a la educación primaria, campaña que alcanzó nada menos que 343.910 adscripciones.

Pero ¿para qué pueden servir todas estas firmas?… pues realmente para muy poco.  Aun siendo la plataforma líder de movilización ciudadana en Internet, change.org no tiene efecto legal alguno. Y no lo tiene, entre otras cosas, porque para ser válidas, las firmas deberían ser electrónicas (mediante el uso del DNI electrónico). La propia plataforma aclara que su verdadera fortaleza es la de ayudar a incrementar la presión sobre el destinatario de la petición. Y es aquí donde las enseñanzas artísticas tropiezan con la realidad, al no conseguir recabar suficientes apoyos para defender sus peticiones. Solo algunas de ámbito regional o local han alcanzado sus objetivos, pero a nivel nacional el fracaso ha sido más que notable, las cifras hablan por sí solas.

La mayoría de las campañas no han estado asociadas a una buena difusión y, en consecuencia, no han conseguido abrirse un espacio en los medios de comunicación. Pero la razón fundamental de este fracaso, a mi parecer, es que la mayoría de las peticiones no han resultado realmente convincentes: En lugar de consensuar unos objetivos comunes y buscar la unión de todas las fuerzas, cada campaña ha iniciado la guerra por su cuenta, a veces con más voluntad que acierto en sus planteamientos. Paradójicamente, más que ayudar a conseguir sus fines, los resultados obtenidos parecen desacreditarlos.

 

Análisis de los datos

El presente estudio está hecho a partir de las 73 peticiones españolas que he podido encontrar en change.org relacionadas con las enseñanzas artísticas. Las más antiguas son de 2012, momento en el que la plataforma alcanza un alto grado de implantación en nuestro país.

En el periodo de tiempo estudiado, los años más intensos fueron 2016 y 2017, con 21 y 26 peticiones respectivamente, mientras que en los cinco meses que llevamos de 2018 solo se han registrado 2, lo que supondría una caída importante en el número de campañas iniciadas, de no cambiar mucho las cosas en el medio año restante.

Peticiones por año

En su conjunto, el porcentaje de firmas obtenidas con relación al número total solicitado en las distintas peticiones arroja una media del 58,6% (ver criterios empleados al final del artículo)

Porcentaje de firmas pedidas y obtenidas

Entre todas ellas, solo 5 consiguieron superar el 90% y curiosamente dejaron de recibir adhesiones cuando estaban cerca de alcanzar su meta. Es como si existiera una barrera psicológica que retrajera a los firmantes cuando ven que una petición sigue abierta después de mucho tiempo sin alcanzar su objetivo.

Las peticiones han sido lanzadas desde todos los ámbitos de las enseñanzas artísticas, si bien el 62% se refieren específicamente a la música y un 17% corresponden a la totalidad de las enseñanzas. También hubo una petición dirigida a la creación de una nueva titulación en joyería.

Tipo de enseñanza y nivel educativo

La mayoría de las peticiones están orientadas a cambios legislativos, con un total de 21, de las que 19 son de ámbito nacional y 2 regional. Entre las primeras, 9 se refieren a las enseñanzas artística superiores y tienen como objetivo principal la renovación legislativa con el fin de adaptarla a las nuevas necesidades derivadas de la entrada en el Espacio Europeo de Educación Superior. Otro de los temas recurrentes es la necesidad de sacar a los centros del marco de la enseñanza secundaria para situarlos en el universitario, ofreciéndose propuestas alternativas.

En el ámbito de la enseñanza general, donde se encuentran las tres campañas que más firmas han conseguido, las peticiones se dirigen en su mayoría a incrementar la presencia de las enseñanzas artísticas en todas las etapas educativas, como reacción, por ejemplo, a la reducción del número de horas y la supresión de la obligatoriedad tanto en primaria como en secundaria. Junto a estas, una petición solicitaba en 2015 justo todo lo contrario, que la música dejase de ser obligatoria y que pasase a ser optativa, al considerar que “es una asignatura que no aporta nada a los niños”. Pero, aunque tuvo que conformarse con 22 firmas, su objetivo sí llegó a verse culminado, con la aprobación ese mismo año de la LOE.

Ámbito de enseñanza y victorias

Donde más fortaleza han demostrado las peticiones es en los ámbitos regional y local, alcanzando un total de 52. Aquí encontramos las únicas 7 vitorias en el conjunto de las peticiones estudiadas. El objetivo más exitoso los encontramos en la lucha por conseguir que no cierren o trasladen un centro, con 4 vitorias sobre 6 peticiones. También se da una victoria entre las 13 relacionadas con el profesorado, en concreto la que consiguió paralizar la convocatoria acceso a cátedras en los conservatorios de Andalucía, si bien dos años después volvieron a convocarse y esta vez se resolvieron sin ningún obstáculo. Finalmente, otro de los aspectos más demandados es la ampliación de la oferta de estudios en 14 de las peticiones, aunque en este caso solo se ha conseguido culminar uno, relacionado con la oferta de plazas de estudiantes en los conservatorios profesionales de Andalucía.

 

Todas las peticiones de las enseñanzas artísticas en change.org (hasta el 29 de mayo de 2018)

En la siguiente tabla de Airtable pueden consultarse los datos significativos de cada una de las peticiones y acceder directamente a su ficha en change.org.

 

 

Criterios seguidos:

Las 73 peticiones que forman parte de este estudio son resultado de diversas búsquedas en change.org relacionadas con las enseñanzas artísticas en general y con cada una de ellas en particular. Se han incluido también las que corresponden a las enseñanzas artísticas en el ámbito de la educación Primaria, Secundaria y Formación Profesional.

De estos resultados solo se han considerado las peticiones referidas a estas enseñanzas en España y descartado las relativas a reclamaciones de tipo personal o que he estimado demasiado concretas (como la defensa o denuncia de un profesor, la adquisición de un recurso determinado, etc.).

Los registros de peticiones vienen ordenados por la fecha de inicio, si bien en Airtable pueden ordenarse y filtrarse libremente según los criterios disponibles en la tabla.

Para el cálculo del porcentaje entre las firmas obtenidas con relación a las solicitadas, solo se han tenido en cuenta 53 de las peticiones. Hay que tener en cuenta que en las fichas de change.org esta última cifra no consta para las peticiones ya cerradas, por lo que en este caso solo han podido ser incluidas aquellas a las que tuve acceso antes de su cierre.

Para la estimación del ámbito territorial, he considerado aquel que corresponde a los efectos perseguidos, y no al que va dirigida la petición. Se da el caso de que peticiones de ámbito local se orientan a instancias superiores y otras de ámbito nacional a instancias locales o regionales. A veces, incluso, no lo hacen a instancias concretas, sino que se dirigen a Facebook o al público en general.

Los datos que figuran en la tabla fueron consultados por última vez el 29/05/2018 y en el futuro no se actualizarán, ya que solo lo he tomado como referencia puntual para el desarrollo este artículo.

____________
Antonio Narejos

Creative Commons License
El chasco de las Artísticas en change.org by Antonio Narejos is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.
Based on a work at narejos.es.