Reactivar las Enseñanzas Profesionales de Música

 

Las Enseñanzas Profesionales de Música en España atraviesan un momento delicado. En los últimos seis años se ha producido un estancamiento en el número de alumnos, que se mantiene con altibajos en torno a los 45.000 según reflejan los informes anuales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte [1]. Pero el peor indicador sobre el alumnado, y si hubiera estadísticas serían alarmantes, es que la mayoría no finaliza sus estudios, protagonizando un importante abandono especialmente en los últimos cursos.

La reducción de los efectos académicos y laborales del Título Profesional ha generado una fuerte desmotivación, repercutiendo en la demanda, el nivel del rendimiento y la pérdida de la vitalidad que en otras épocas impulsó estas enseñanzas. Como ha dicho muchas veces Encarnación López de Arenosa, “no hay enseñanza reglada en el panorama académico español que padezca una injusticia semejante tras tantos y tan esforzados años de estudio”.

El desencanto está arrastrando también al profesorado, en su mayoría entusiasta y altamente cualificado, que se siente impotente para modificar la situación. Y a esto se une la fuerte inestabilidad de las plantillas en los centros públicos, con un alto número de interinos que en buena medida están cubriendo las comisiones de servicios de los Conservatorios Superiores.

Organigrama de las la Educación Secundaria en el Sistema Educativo Español

Superar las dificultades

Desde los Conservatorios Profesionales se está alzando la voz para reclamar un mayor reconocimiento de sus estudios y más salidas profesiones.

Ya ha pasado un cuarto de siglo desde que la LOGSE desnaturalizó los títulos profesionales de enseñanzas artísticas, difuminando su horizonte académico y profesional. Continuaron llamándose “profesionales”, pero en la práctica se convirtieron en papel mojado. Ya no acreditaban para el ejercicio de la profesión en todas las CCAA y al mismo tiempo dejaron de ser requisito para el acceso a las Enseñanzas Superiores. Apenas les queda el consuelo de poder computar en la calificación de la Prueba de Acceso o ser valorados como formación complementaria en los baremos de oposiciones.

Con la LOE, hace ya más de una década, se perdió la oportunidad de incluirlos en el catálogo de títulos europeos y en consecuencia fueron relegados a un apéndice prácticamente aislado dentro del sistema educativo nacional.

Esta severa degradación de los títulos es sin duda la causa principal de que los estudios profesionales hayan perdido atractivo como opción educativa entre los estudiantes y buena parte de su reconocimiento social.

La oferta educativa necesita una urgente reforma. Por una parte, las enseñanzas profesionales mimetizan en exceso a las superiores, lo que las convierte casi en una preparación de seis cursos para el acceso a estas. Pero aquellos estudiantes que no tienen intención de continuar en el nivel superior son empujados al abismo, al ofrecer unas salidas profesionales muy reducidas.

Por otra parte, los planes de estudios están ignorando las verdaderas necesidades profesionales de la sociedad actual, lo que reduce drásticamente las posibilidades de inserción laboral de los egresados. Se echa de menos tanto la preparación para las profesiones musicales relacionadas con las tecnologías digitales y las multimedia, desde los puntos de vista técnico y artístico, la luthería o la gestión de Escuelas, como otras líneas profesionales relacionadas la creación y a la interpretación en orquestas, conjuntos o grupos camerísticos, por ejemplo. Paradójicamente, esta formación y experiencia la adquieren los alumnos por su cuenta, muchas veces de forma autodidacta, lanzándose al ruedo sin contar con apoyo y orientación académica suficientes, lo que no garantiza un óptimo resultado.

Una propuesta novedosa

En el III Congreso Nacional de Conservatorios Superiores de Música, organizado por SEM-EE en Musikene el pasado noviembre de 2016, Ana Pilar Zaldívar propuso “una resituación de las Enseñanzas Profesionales que las dignifique y actualice, dándoles identidad propia y las relacione más con la Enseñanza Superior”, basándose en tres ejes fundamentales: la modificación del currículo, la creación de nuevos títulos y la equiparación de estas enseñanzas a los títulos de Técnico y Técnico Superior de Formación Profesional. Me centraré en esta última propuesta, por considerarla la más novedosa.

La equiparación de las Enseñanzas Profesionales de Música al marco de la Formación Profesional, tanto de Grado Medio como de Grado Superior, supondría un salto cualitativo muy importante. Por lo pronto tendrían un mayor reconocimiento académico, considerando además que el título de Técnico Superior está incluido en el MECES y en el Marco Europeo de Cualificación para la Educación Superior (MECES 1 – EQF 5).

Téngase en cuenta que ya existe un precedente exitoso en otras Enseñanzas Artísticas como es el caso de Artes plásticas y Diseño que cuentan con los títulos Técnico, Técnico Superior y Superior.

Esta es una lucha que hace años inicio María Pilar Gracia desde la Asociación Estatal de Centros Autorizados de Enseñanzas Musicales (AECAEM), tratando de dignificar estas enseñanzas. Lo que pedía era la equivalencia del Título de Enseñanzas Profesionales de Música con el Título de Técnico Superior (disponiendo del título de Bachiller), haciendo las necesarias ampliaciones de horas lectivas con orientación profesional, prácticas, etc.

Pero sólo se consiguió que la LOE estableciese el derecho de las Enseñanzas Profesionales de Música o de Danza a la obtención del título de Técnico (Artículo 50) sin concretar la equivalencia correspondiente. Por esta razón Ana Pilar plantea la urgencia del desarrollo legislativo que haga posible el reconocimiento y los efectos verdaderamente profesionales de estos títulos. E incluso pide más, debatir sobre la posible creación de un nuevo Título de Técnico Superior de Música y Danza que podría cursarse, a la manera del Bachillerato en Música, una parte en el Conservatorio / CAM y otra en Centros de FP y Prácticas.

De este modo se ofrecería al alumno una perspectiva laboral real y cualificada. Con una finalidad profesionalizante, los planes de estudios adaptarían la oferta educativa orientándose a la adquisición de competencias y conocimientos adecuados, se establecerían nexos con el mundo laboral, empresas e instituciones relacionadas, etc.

Y por otra parte abriría la puerta para continuar estudios bien en las Enseñanzas Superiores de Música, con el fin de obtener una formación especializada, o continuar otros itinerarios en el ámbito universitario. En resumen, junto a estos estudios, orientados a una alta especialización, a la docencia en las enseñanzas reguladas y a los estudios de posgrado, tendríamos unos Estudios Profesionales con dos opciones bien definidas: continuación de los estudios en niveles superiores y la inserción profesional.

Las posibilidades de participar los conservatorios profesionales en el programa Erasmus+ se ampliarían considerablemente, ya que en la actualidad únicamente pueden hacerlo a través del programa KA101 para la Educación Escolar, Preescolar, Primaria y Secundaria, dirigido a profesores y personal no docente [2]. Sin embargo, Formación Profesional posee un programa propio mucho más ambicioso, el KA102, que se dirige también al alumnado, la realización de prácticas y el establecimiento de convenios de colaboración con empresas e instituciones.

La Formación Profesional ha adquirido una valoración social muy alta en los últimos años, pero también un significativo apoyo institucional, pasando a situarse entre las preferencias educativas de la Unión Europea para 2020. Así, con el Comunicado de Brujas, en 2010 se sentaron las bases estratégicas con el fin de fomentar la excelencia, la calidad y la adecuación de la formación profesional.

El escenario de las Enseñanzas Profesionales en España reúne unas características que encierran un gran potencial, ya que cuenta con más de 250 conservatorios y escuelas profesionales, sin contar los casi 100 centros autorizados, un profesorado de calidad y un importante número de alumnos, que viene contribuyendo al desarrollo cultural, económico y social de nuestro país.

Si se quieren superar las dificultades actuales, será necesario encontrar soluciones desde la unión entre los Conservatorios Profesionales y al mismo tiempo trabajando en conjunto con los Superiores, porque todos nos necesitamos. Pero también dejar atrás los miedos al cambio, abriendo el debate en favor de una mayor eficacia en las Enseñanzas Profesionales, aumentando su atractivo y adecuación tanto al ámbito académico como al laboral.

_____________
Antonio Narejos

[1] Según el último informe de Datos y cifras del curso 2016-2017, publicado por la Subdirección de Estadística y Estudios del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el 30 de diciembre de 2016, el número de alumnos de las Enseñanzas Profesionales de Música en toda España durante el curso 2015-2016 fue de 45.505, frente a los 44.687 del curso 2010-2011. En el siguiente gráfico he reunido los datos de los últimos diez cursos para apreciar mejor la evolución:

[2] El programa KA101 de Erasmus+ incluye en el presente curso tres Conservatorios Profesionales: Murcia, Santiago de Compostela y Vélez-Rubio.

 

 

Los Títulos Superiores de Música españoles están incompletos

Suplemento Europeo al Título (Diploma Supplement)La validez académica de los Títulos Superiores de Música está fuera de toda duda en nuestro país, pero al cruzar la frontera arrastran una carencia fundamental, ya que les falta el Suplemento Europeo al Título (SET), lo que podríamos llamar el pasaporte que debe acompañarles. Llevamos ya tres años sacando titulados de nuestros conservatorios a quienes se restan derechos en Europa, dificultando el reconocimiento de sus títulos y sus opciones profesionales.

Ejemplo rápido: Un violinista con un Título Superior LOE no ve reflejado en ningún lugar que haya realizado sus estudios en la especialidad de Violín. Y no puede verlo porque su título oficial es, sin más, de Interpretación. ¿Cómo podría un titulado acreditar que ha hecho sus estudios en este o en otro instrumento? Pues a día de hoy legalmente no puede hacerlo, al ser esta parte de la información que debe reflejarse en el Suplemento al Título.

Vayamos por orden.

El primero de los acuerdos adoptados en la Declaración de Bolonia dice expresamente:

“Adoptar un sistema de títulos de sencilla legibilidad y comparabilidad, a través de la introducción del Suplemento al Título (Diploma Supplement), con el fin de favorecer la empleabilidad de los ciudadanos europeos y la competitividad internacional del sistema europeo de enseñanza superior” [Declaración de Bolonia, 1999].

La importancia de este suplemento que completa el título fue abordada en posteriores ocasiones, destacando especialmente el Convenio de Reconocimiento de Lisboa (marzo de 2002) y el Comunicado de Berlín (septiembre de 2003) donde se insistió en la necesidad de hacer transparentes y comprensibles los títulos para asegurar su validez internacional. Con la elaboración del modelo de Suplemento, por parte de la Comisión Europea (Consejo de Europa y UNESCO/CEPES), se daba el pistoletazo de salida para su implantación en todos los países del Espacio Europeo de Educación Superior, regulándose inmediatamente para las universidades españolas [RD 1044/2003, de 1 de agosto].

En el caso de las Enseñanzas Artísticas, habrá que esperar a los tardíos Reales Decretos de 2010 de contenidos básicos, donde se menciona por primera vez el SET: “…se garantizará la movilidad del alumnado posibilitando la obtención del Suplemento Europeo al Título” [Real Decreto 631/2010].

Con el retraso alarmante que caracteriza a nuestros gobiernos para regular y aplicar las normativas que atañen a las Enseñanzas Artísticas Superiores, hasta 2015 no se establecieron los contenidos del modelo de Suplemento y a su vez se encargó a las administraciones educativas su expedición [Anexo IV del Real Decreto 197/2015 de 23 de marzo, que modifica el RD 1850/2009 de expedición de títulos [ver texto consolidado]

Sin embargo, las Comunidades Autónomas han ignorado hasta hoy este Real Decreto, como si no fuera con ellas, y de hecho en nuestros Conservatorios todavía no se cuenta con este elemento fundamental asociado a los títulos. Hasta el momento solo conozco el caso de Aragón, que el día 13 de diciembre ha publicado la Orden que regula el Suplemento Europeo al Título de las enseñanzas artísticas superiores de Música, de Diseño y de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (ORDEN ECD/1779/2016).

 

¿Qué es y para qué sirve el Suplemento Europeo al Título?

El Suplemento Europeo al Título (SET) es un documento que acompaña a los títulos oficiales, diseñado para propiciar su justo reconocimiento académico y profesional. Queda claro que no sustituye al título original.

Contiene ocho secciones de información que tienen que estar redactados bien en español o en su caso la lengua cooficial y además en lengua inglesa:

  1. Titular de la cualificación
  2. Cualificación
  3. Nivel y función del título
  4. Asignaturas y calificaciones obtenidas
  5. Certificación del Suplemento
  6. Datos del sistema nacional de educación superior
  7. Información complementaria

Las ventajas de SET son múltiples y afectan tanto a los estudiantes como a las instituciones de educación superior. Algunas de ellas son:

  • Facilitar la comprensión y comparabilidad de los estudios y nivel del título en el extranjero, lo que además permite ahorrar tiempo, gracias a que se aclaran muchas de las preguntas habituales de las instituciones sobre el contenido y la portabilidad de las titulaciones.
  • Describir de forma precisa las características de su carrera y de las aptitudes adquiridas por el interesado (especialidad o itinerario, contenidos comunes optativas, libre configuración, prácticas profesionales, etc.)
  • Propiciar las oportunidades de trabajo o ampliación de estudios tanto en el propio país como en el extranjero.
  • Otorgar a los títulos una autonomía nacional e institucional dentro de un marco común aceptado en toda Europa.

Los titulados en cualquier país participante en el proceso de Bolonia tienen derecho a que se les expida el Suplemento Europeo al Título de manera automática y gratuita.

Este es el aspecto del Suplemento Europeo al Título que expiden las universidades españolas en el formato legal normalizado UNE-A3 (ejemplo tomado de la Universidad Complutense de Madrid):

suplemento_europeo_titulo

¿Cuándo podremos comenzar a hablar del Suplemento Europeo al Título en los Conservatorios Superiores de Música?

__________
Antonio Narejos

Todas las Tesis doctorales de Música en España

Ya está disponible tesisdeMusica.es, un recolector que pone a tu disposición todas las tesis doctorales sobre música que se han realizado en España mediante un seguimiento de diferentes fuentes: TESEO, Tesis doctorales en red (TDX), Dialnet, la red de bibliotecas universitarias Rebiun y los repositorios de las diferentes universidades.

¿Sabías que en las universidades españolas se han defendido ya más de 1800 tesis de música?

En tesisdeMusica.es podrás encontrar:

Tesis de Música en España

 Seguir leyendo

Hacer un Máster de Música en España (actualizado 21/10/2017)

En el curso 2017-2018 se ofertan en España 45 másteres oficiales de música.

Si estás buscando información sobre másteres oficiales de música te encuentras en el sitio correcto. Este es el único lugar donde encontrarás reunidos todos los másteres vigentes en la actualidad y desde donde puedes acceder directamente a las páginas web de cada uno de ellos.   Seguir leyendo

Oposiciones de Piano. Comparación de Temarios

 

Oposiciones de Piano - Comparación de Temarios

¿Estás preparando el nuevo Temario para las Oposiciones de Piano?

¿Quieres saber cómo aprovechar los temas anteriores con el fin de optimizar al máximo tu trabajo?

A continuación, encontrarás una comparativa de los dos temarios: el viejo, que ha estado vigente desde 2002, y el nuevo de 2015, obligatorio hoy en cualquier convocatoria oficial.  Seguir leyendo

Las Artísticas Superiores, Ahora sí

22 premios nacionales piden cambios en las enseñanzas artísticas superiores

Hace 10 años un grupo de grandes músicos presentó en Madrid un manifiesto en defensa de las enseñanzas artísticas superiores. Los 22 Premios Nacionales de Música firmantes, entre quienes se encontraban Cristóbal Halffter, Teresa Berganza, Luis de Pablo, Alicia de Larrocha, Joan Guinjoan y José María Sánchez Verdú, mostraron su profunda decepción y preocupación por la situación y pedían una regulación que aumentase la autonomía académica y jurídica de los centros superiores, atenazados en el sistema de la educación secundaria a pesar de impartir títulos superiores equivalentes a todos los efectos a los universitarios.  Seguir leyendo

Del Profesorado en los Conservatorios Superiores de Música

Del profesorado en los Conservatorios Superiores de Música

 

La situación del profesorado en los Centros Superiores de Enseñanzas Artísticas en España es, a todas luces, alarmante. Los 25 años de bloqueo de las oposiciones al Cuerpo de Catedráticos por parte del gobierno central, sin ofrecer nada a cambio, son solo una muestra de la negligencia con la que se ha tratado la cuestión. En este tiempo solo encontramos la regulación de las especialidades docentes del Cuerpo de Catedráticos – en un Real Decreto con grandes deficiencias, el 427/2013 – y la difusión hace apenas dos meses de los borradores de los Temarios del Cuerpo de Catedráticos, unos temarios redactados apresuradamente y lejos de la realidad de las enseñanzas superiores a nivel europeo.  Seguir leyendo

Evaluar la calidad de los Conservatorios Superiores

La enseñanza superior de la música en Europa se enfrenta a una competencia feroz. Una competencia basada en la calidad de los centros, de su oferta educativa y su inserción en la sociedad.

En España a aún no nos hemos dado cuenta de que el escenario ha cambiado, que no es suficiente ofrecer un buen nivel educativo en las aulas, fabricando músicos excelentes a los que abandonamos sin más en la arena de la profesión musical. Hoy día eso equivale sencillamente a lanzarles al vacío.  Seguir leyendo

Erasmus: la llave europea de los Conservatorios españoles

Antes de que el Espacio Europeo de Educación Superior fuera una realidad en los conservatorios españoles, el Proyecto Erasmus se había convertido ya en la vía natural para compartir experiencias educativas con el resto de Europa. La aventura comenzó hace 15 años, una década después que en las universidades, con Madrid y Murcia como pioneros. Erasmus es hoy una realidad en la totalidad de centros superiores de música, así como en la gran mayoría de los de enseñanzas artísticas. En el presente curso está previsto que 239 alumnos y 225 profesores españoles se desplacen a diferentes destinos europeos y que recibamos una cantidad similar de extranjeros.  Seguir leyendo

La sostenibilidad de la música y su papel en el cambio

sostenibilidadInterrogarse por la sostenibilidad de la música supone afrontar sin prejuicios algunos de los problemas más acuciantes que afectan al encaje de la música en la sociedad actual y del futuro. Es preguntarse acerca de la viabilidad de la profesión de músico tal y como la hemos entendido hasta hoy, de los centros de enseñanza y hasta de la música como lenguaje. Pero además, implica preguntarnos cómo la música puede contribuir a una sociedad más justa y a un individuo más libre y autorrealizado, planteándose también su lugar en la definición de nuevos modelos, acordes con el momento histórico que nos ha tocado vivir.  Seguir leyendo